• La noche centra en tu ombligo
    en lo profundo hay una rosa
    y la fragancia hace un río.

    Se me han caído los ojos en el agua.

    En la rosa estoy conmigo
    conmigo sueño contigo.

    Espero no sequen mis ojos
    y tus lágrimas no se han desdicha.

    Dicen vistes sobre cara de luna.
    ¿Cuantas campanas oyes?
    espero una sea la mía.
    La mía como ninguna.