Dicen que los artistas somos locos... elevare hasta el cielo o el infierno esa locura... y con esa locura marchare sin saber que existe o que no


Tengo un corazón
y no le encuentro
ahora todo late muy despacio
Veo en otros cosas de mi vida
y en la mía cosas que eran de esos otros
como si el mundo diera un giro al revés.

A si bebiera agua
del seno de tu pecho
en vez de leche
y me alejara sin ser vista.

Nada quebró para mi
¡pero, y de la vida, donde está!.

despertar no pude
era ojos sin parpados,
desprotegidos.

Muero o vivo
olvido o desangro.

Alimentada de penas
imaginando lo que no existirá

No se que quiero ser



(hombre)
Quiero que tus pestañas
perfumen como el resto de tu piel

(mujer)
Son largas
llegarás hasta mi

(hombre)
Ojos ciudad de colores
podemos vernos, cruzarnos...

(mujer)
cuando

(hombre)
cuando tus ojos
reflejen en los míos
tus sueños

Veo...

(mujer)
¿Que ves?

(hombre)
Un bosque verde
donde perdernos
de todos olvidarnos.

Un lago azul
donde te bañas
desnuda, yo te veo desnuda...

Tengo un banco reservado
donde charlar...
¡no, no pienses mal!
yo soy un caballero.

Si tuviera que beber
de tu boca...
desearía ser hombre.

Y en tu pecho...
desearía ser de nuevo bebe.

Quiero ser bebe.
Quiero ser hombre.

No se que quiero ser

Quiero ser hombre.
Quiero ser bebe.

(mujer)
Tacon de agua son mis pies
y no me canso
y aún no llego.
¡o seras tú que quieres ser bebe!

Quiero, quiero, no se lo que quiero

No te preocupes están aún los recuerdos.

Escribir mi historia













Gritos, sollozos, silencios,

ecos sin oír cerca...

Emerge la vida oscurece,

comenzare el más largo escrito soñado.

Extraer de un lenguaje 

murmureo, susurro.

Abro el alma a toro que viene,

busco un mundo sin historia

escribir la mía propia.

Cartas inacabadas

que pueden ser soñadas

Introvertido pero enamorado



Las horas
hicieron su trabajo,
fue lo que dijo 
mi nombre
y no me fijo 
en los demás,
me voy 
al otro lado 
de la ruta.

Tienen que darle
dos veces
a la puerta
para que yo 
solo escuche.

Levantar 
sus tronos
para que yo
 aceche 
a la triste noche
y salga
aunque sea solo
para trotar.

 La mujer,
la extraña mujer
de hojarascas largas
y uñas 
de agujas finas.

Esa que me trae
de dos sin tres.



Columpio

Me columpio tan fuerte
y pienso que voy a llegar al cielo.





¡Tantas ganas tengo de morirme,!
¡dejar este mundo 
que a veces 
me resulta infame, e insultante...!





Camino por las vidas de un gato
y encuentro sus manías
al igual que las mías.






Me llega el pecho hondo
para saber si me aceptas
como cualquier otro desconocido
.





Sería morir
salpicando el dolor
de su rastro
y mi rostro.




Consuelo

La estrella llora 

y la nube aflora 

de la tierra,
sube a consolarla.
Caracoles negros
que son la noche,
hijos de cielos 
subidos de tono...
Llevan consigo 
una corona
del viento.

girasol

Bajo esta mirada sin parpados
el gentío mira expectante.
¡girasol,girasol!
 salvaje, y puro.
Giño de hombre, 
sueño de niño, 
quiere ser niño, 
quiere ser hombre, 
se va la luna 
y cae a la mar, 
ellos si encontraron 
a su amor etéreo...

Te recuerdo

Te amo como nunca nadie.
En la lejanía del horizonte
afilado, hiriente,
sin sombras, ni ecos.

Te amo
teniendo y sin tener
auroras, y estrellas,
nubes, y truenos...

Te reconozco
tras las estelas,
espejos rotos,
cuadros abstractos,
mil voces,
canciones,
y poemas...

Cuando más te recuerdo
y me desafía la muerte sin ti,
y la sobriedad de tu ausencia
me entristece, me humilla,
me enfurece y a la vez me aclama... en mis deseos,
que son fluidez del agua 
y pesado en el tiempo...
Te recuerdo

Obsesión

No se si los pájaros necesitan ser libres...
 o soy yo quien está amarrado, 
y por no estar en soledad les encierro conmigo.






economía


Ten mi consuelo de pájaro sin hambre
te doy lo mío, lo único, lo que tengo.
mi campana es de cobre
y tu pomo es de mimbre.

Sombrero negro de largas capas de abrigo lentas... 
con cigarro en mano
vienes desde el país de las penas.

Esos caballos ya no galopan
soñolientos de pesadillas
el viento se los llevara.

De momento su boca redonda
se come los sueños
de todos aquellos
que creían en ellos.



Sensualidad....



mujer: ¡pajarito, pajarito!, dime que buscas en mi sensualidad...


hombre: busco oro y plata... ¡collar de oro y plata!, 
busco un río tu sangre, ¡déjame, beber de tu sangre!
busco un nido, ¡oh, tu hoguera, de vientre encendida!



mujer: ¿ y de mis pechos, que sabes decirme de mis pechos?

eres como un pajarito merodeando por mi bosque...


hombre:
tus pechos... son mi cocido puñal, que si no lo tengo... me mata.
Y el corazón aunque es inmenso, llega a todas partes.

mortal




Desnuda mis vidas,
desarraigalas de mi raíz 
he tenido muchas 
en las que no estabas tú,
Ahora quiero ser mortal.







Quiero ver 
como se crean 
laberintos de un tiempo.







Mi sangre fría
 el momento
del sexo cruzado
                                                                                             despistes del destino
Ahora quiero ser mortal.






el silencio

El silencio hace caer en tu boca... a enredo de tu pelo... a tu cuerpo en general... 
Los valles, los ecos. El silencio otorga al sexo

verano joven



Flor que desprende polen...
La sangre del verano es muy joven,
casi recién nacida.

Rueda errante de deseo...
Mi campo es para el balanceo.
Las flores en las noches duermen...

Y en las madrugadas beben
mi leche, o mi agua,
salida de boca sin su púa.

¡Mi corazón no es abeja.
Que voy hacer sin su púa!
no doy la miel
de mi boca sin púa.

Y estoy celosa... de la nube,
también él le da su agua.
No estoy celosa de la vaca 
no hay vacas en mi campo de balanceo.

Y hoy es el pájaro
quien la acuna
¡nana, nana, cántale tu nana!

bolígrafo rotrin negro cara en forma de árbol

negra


Tente en pie 
sobre mis manos,
no te caigas, 
aunque seas agua.
Pon tu peso 
en mi espalda, 
andemos juntos... 
aunque seas viento.
Asciende 
por la escala negra 
de mi boca... 
de mi pelo... 
Voluptuosidad de tu humea... 
¡si!, escala negra, y subes alto... 
a mi boca... a mi pelo...

dibujo a rotulador efecto: bailarina detrás de cristales de colores

dibujo a carboncillo

Falsedad


La cara imposible de ver está en la sombra,
es la que oculta… 

Siempre está así aunque haya luz…

Y como la da la luz
 al finala falsedad se ve.



Perfeccionismo


Vengo de alguna parte pero no me veo llegar hasta el fin de todo. 


Siempre pienso que me queda algo por hacer



Islam

frase:
solo el silencio te aguarda la tristeza... ¡hasta que no puedas más mujer, hasta que no puedas más!

poema:

¡Llueven narcisos

en la noche de riqueza!...
y parece que ya caen
los primeros pájaros, 
de las ramas de agua
que saciaban su sed...



mujeres aguardan a sus maridos,
mujeres se esconden bajo una tela en tonos oscuros.




Lujos en la torre alta.
Un hombre grita al poder...
y una niña en cuclillas lo llora

solamente por ser mujer...
¡ tan niña, tan niña... y ya sabe lo que la espera!

lluvia que moja
 viento que sonríe al rió
pleno sol de poniente.

Opción a comandante
abstracto y masculino.

 amapola de espiga...
campo de luna...
¿solo ellos son oro?...

odio de hombre
¡silencio mujer!,
¡parece que tienes que estar en silencio!

golpe de tiza blanca
por el aire se van, los sueños de semillas...
¡no crecerás mujer, no te dejaran!

el fin de todo




poema:
 Fragmentado...
 Momento de ensoñación,
¡como has sabido amarme
igual que olvidarme!...
Sabueso que se atreve a olerme
sabueso que se atreve a morderme
¡mi corazón,! ¡ hay mi corazón!,
creo que me han troceado como uña  y carne.

la luz la vida


No se si voy hacia la luz, o hacia la vida...
Hacia ambas o ninguna... 

Queriendo decir, que me dejo las manos sin nada. 
¿las habré olvidado?, 

¿y que es mi vida?, 
la cercana y la olvidada.
 
¿y que es la luz?,
 la de mi muerte o ya mi nacimiento.

ruda como era

estas tan recostada a tu pierna... 
pero tan tapada y triste... 
que tengo ganas de embriagarte 
sobre mi espalda de vino... 
y ruda como era, 
cambiara bajo esas faldas de escondite tus curvas ....



a los mares

Acércate a los mares.... 

Que estremecen tus pies, 
Sumérjete...

Hasta que besen tus labios...  De carmesí, 
sujétate... A las rocas,
 hasta que vengan olas, 

a las que puedas decir un si,
pregúntale a la luna que la pasa,

 cuando la sangre salada se altera, 
¡pregúntale!.

teorías





Las teorías estan en letras blancas, 

con los ojos cerrados 
se olvidan,

 se pierden, se aislan... 

no se sabe donde van ni quien las oye y las piensa... 

verlas y tocarlas no se puede

las damas fueron amadas


Los narcisos estan durmiendo
encima de los crisantemos, 
es su blanco vencido
 por los deseos fieles a un aroma... 
Reñido por los vientos del noroeste. 

¡Dicen que las damas fueron amadas! 

Galanes... 
Quietas ramas, 
dejad que lo haga yo todo

adelfa que solloza


Mujer que vuelas a las amapolas

teniendo savia en mi boca 
y no la encuentras... 
¡amarga adelfa que solloza! 
a vos dije: en mi, encuentras el legado... 
¡Amor mío!, ¡Amor mío!... 
si tu vieses a la luna  
llamar a tu árbol navideño.


Flor blanca




La flor es blanca
pálida como mi piel, 
tiene sobre su hoja 
una gota de lluvia, 
mis lágrimas están tras el arcoiris 
que está tendido en el río 
estancado sobre un álamo caído. 

La tormenta sobresale,
 derrepente, ve su iris...  







Tierra tu cintura




Estuve caminando por la tierra tu cintura... 
donde el manantial se cierra como concha de luz...
 Unos ojos de luna eran, tan abiertos, eran tan abiertos como el mar del levante de tu boca... 
Una fuente primitiva, un volcán florecido, una salla bajada, una rosa que teje a la luna... 
Tu luna como estrella. 
Y llegue a tu iris, verde campo de crisantemos, nido de pechos amarillos y desnudos... que me dan el calor de la noche. 
Eres noche...
Naranjal de mi sangre caliente.
Tu vestiste de amor triste, y viste el amanecer enmudecido   




Espejismo

Cae la nieve del alma en forma de besos... Pero saben ahogados porque nacen en sombra, el aire no tiene aroma, el aire es casi inexistente... Me ahoga y no veo, solo hay niebla y la lluvia es cristal que rompe los espejos de mi propio espejismo

Preludio de la noche


El hacha de un gesto.... amor roto, cristal su caricia... cierra los ojos que no se desangre... La estrella esta vieja, camino cortado con tijeras de hoja afilada... La mano de su brisa va donde quiere, perdida, alejada de mi querer... Y es lo que su alma hiere, las brisas del mar y piedras de coral 
lo que prefiere. Cierralos esta noche, llega el preludio de la muerte del cielo....


el viento me dijo



El viento me dijo:
tengo el pájaro con la voz estremecida
 las estrellas las veo caídas
y la luna tiene sangre...
si, el ritmo de la música no es de otoño
amargura dorada el paisaje pues,
pero, ¿valdrá algo?

el hombre desconocido



 Aceras dobladas ante un desconocido de esta nueva ciudad,
en el borde de la palabra muriendo...
pero la vieja incertidumbre no me dejo verlo otra vez, para dar cobijo.
como temblor el aire está contaminado... lo se, y me arriesgo a tomarlo y pierde compostura.
Mientras... el bronce de la puerta cede a tu boca... se da de si...

calla





Cómo tu flor de lila y rosa,
cómo el silencio de tu boca la prosa,
calla, calla, se mía y callla


Quédate por siempre y calla...
besame y calla ...
sienteme y calla...
sufreme y calla...
calla por siempre
no digas, haz 
calla

Cómo la humedad en mis pies 
es lo que siento cuando no ries,
tu risa de estrella 
pero también tu luna negra de llanto que se estrella.
 
Aguanta, se fuerte y calla
recibe el aliento
describe el tacto.
Sutil si calla...
mujer hermosa cuando calla

Cómo tu flor de lila y rosa,
cómo el silencio de tu boca la prosa,
calla, calla, se mía y callla

cómo hacerte saber

Cómo hacerte saber que esta luz dorada pasa por tu caminar... 
Y es que no te das cuenta si las golondrinas cantan tu nombre en el más claro y hermoso amanecer...
 Mi tiempo... Mi paso de las horas en sol y sombra,
 un sencillo instante, un pasatiempo oblicuo a tu mirar, es triste mi mirar... pero no es como el tuyo, porque miro y te veo,
 porque te veo y más te quiero... 
porque aunque sea mi imaginación es lo que tengo: bien a mano y agarrado.

Cómo hacerte saber de mis llantos, naufragados a tu ser en mis sueños profundos
y de mi despertar que desea calmar tu sed... si la tuvieses.
Cómo hacerte saber que eres mi aliento y sufrimiento...
la llave que abre la puerta, mi hambre, mi cobre...
quédate donde empieza y donde se nombra.