Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2012

no hace falta la noche

Te pienso y te pienso.... y no me aparece tu sombra.... porque no existe la noche.... no hace falta la noche para solo pensarte


defectos

Barrire en la alfombra donde me tiras tus defectos


tu que te vas

y tu que te vas...  lágrima me hierve... agua viva pero clara... no tu sombra... no en la noche... en el día tiempo lento y torpe...


Elegír

Elegí la vida en vez de la muerte…  Elegí el amor en vez de las lágrimas... Y cuando ya no tenía opción me marche valiente... Indudablemente me marche amando... 


toca para mí

Toca para mi el baile de sirenas
que me hagan viajar aquel mismo mar de hace ya unos cuantos años.

envejezco como las rocas..
tengo la misma historia
que las mareas
cuando arrastran a otros muchos como yo.

aunque también fui en su día rayo de luz... la luna.

toca para mí el más largo talento
igual a llanto emocionado
hazme reír aunque parezca desfallecer
dame el sentir de mi vida al revés de esos otros.

hazme durar un tiempo
en las agujas cristianas de mi mundo.





roca de sangre

Yo vi nacer una roca de sangre
Yo vi crecer  dos olmos por encima de mi cabeza Yo vi caer la hoja seca del río hacia el mar

No eres sangre porque vivas No eres sangre porque mueras Eres sangre porque hay alguien Que te quiere como yo

Mi alma se une a la tuya Y tuya es la razón de una vida Vida es oportunidad Y no la hay sin esperanza

No eres sangre porque vivas No eres sangre porque mueras Eres sangre porque hay alguien Que te quiere como yo

calles secas

He perseguido sueños rotos. Sueños cansados de correr detrás. Detrás de un amor inexistente. Hoy lo único que persigo es la esperanza de la muerte. Cuando eso llegue, no espero ver desde el infierno tus calles lloradas.



Ana Frank

Niño Juegas con las perlas de mi sonrisa como si vos no supieras reir ¿dime por qué muñeca, si hasta el cielo llora por ti? si ángeles te dan sus alas, ¿no dirás todavía que es solo en mi mundo?
 NiñaComo tarta helada en el suelo es mi corazón y como usted imaginara se derrite hasta morir Sombras en nuestro escondite me marcan un tiempo no el que podre alcanzar  ¿sabes tu tocar estrellas?.
Niño ¡no! pero si de pedir deseos con las pocas monedas que tengo en cualquier fuente soñare por siempre como los niños felices que eramos recitare cada frase que sientas en tu alma herida contare los minutos de esperanza, los pocos que tuvimos y que en mi hacen más meya 
Niña agradezco tu hombro tambien herido como mío, el consuelo de blanca paloma de las que hace mucho no se las ve pasar. lloras, lloras, dime porque  ¡no!, padre? madre? ¡no! lloras, lloras, no es cielo, soy yo, y los que irán detrás.

con tu amor desesperado

Mujer :Sigo tu mano y me pierdo... no vivo conmigo  y sin mi no existo.
Hombre:No castigues mi conciencia con tu amor deseperado. consume el viento si le consigues agarrar fuerte. presume de lluvia si te empapas llegando al cielo, pues no me sirve desde aquí abajo.


Mujer:Demuestras que de valor desconoces y no me refiero al oro ese baño es todos los días.

Hombre:No me estrujas el corazón al llanto por mi Dios que más compasión ya no aguanto




volver

Si miro a la luna. Se rompe. Toco una estrella. Me quema. Y me siento viento largo y húmedo. Vuelvo.

sale el sol

Corazón que habla.  Grita la imaginación.  Por cada vestimenta quitada sale el sol


unión

Los arboles son de azufre los pájaros son de fósforo siempre se unieron.

ser hombre, ser río

Quise ser hombre y después río.
primero para poder amar
luego para saber sufrir
después de amar.

fue un sueño

Te miro y extraño.
Me miras y buscas.
Porque todo fue un sueño.

roban mi musa

Cortas mis alas y te vas sin decir tu nombre, eres un cobarde celebre  que ha de escribir antes que de morir... robas mi pluma como de costumbre.
Sin hechar ni una raíz, sin decidir, adiós sin sustituir al pronombre. Pero ya que no soy dada a recibir he de irme deprisa con buen aire,
que me voy por los caminos cortados, Así ya nadie me podra ver llorar.. demás de mil cristales afilados
se bien que nada se podra sembrar... y alla cada uno con sus pecados porque solo se que se bien amar.

cuando el cielo reclame

Cuando el cielo reclame mis lágrimas... entonces al olvido le dirás que no tengo sueño en que aparezca hermosa tu cara.
La noche se la llevo la luna de amante. El mar no es viejo ni pequeño,  solo si lo comparas con el universo...
El peso de la vida para unos corta, por eso es que no puedo partir sin nada en las manos...
Cargo todo el tiempo conmigo tirare de la caja de hilos y ver de donde me puedo aguantar...
Pues el amor se la llevo la muerte y ya no se por quien vivir.
Es mi historia, no he de contarla,
para que entristecer mi poca vida,
ni si quiera se ya como vivirla...
ya fue una carta poco abreviada

donde dijiste que nunca fui amada.
Que era la hora, mejor perder batalla,
luz roja de distancia conocida
que se esconde bajo herida mi ala.

Que bonito entenderlo en mi locura...
que triste adivinarlo en mi cordura...
que bien se quiere cuando lo ves.

Llegar muy a ciegas y que te lo crees,
sin ti misma parece que te mueres,
y sobra y falta la hermosura.
No imagine que fuera tuya... esa paloma blanca que por ti se escurre... jugando sin parar tan traviesa. Si no es mal de oír bien te quiere.
No camine nunca por tal hermosa, que bien sabe, ni tampoco hiere.   De el reloj que canta de forma sosa  la piel cae de forma en que muere.

De mí. Por amor a ella, hazlo hazlo, dímelo como quieras dímelo. Y para borrar temeroso nombre
hazme por mi Dios poder callarlo. Entre otras alas ya a otra abrazare, más no he de dejar que esto me arrastre.





el olvido también está lleno de memoria
¡oh! gran mujer, fresco aroma mi vida, ¿es orden tuya que hoy mis parpados a la imagen de tu quitada prenda en lángida noche estén abiertos?
¡oh! mar o luna, tu nunca de viuda, que de más están hoy todos mis sueños, pues no soy quien lleva rienda entre toda imagen vista de espejos.
por verte vuelvo del fin de todo, y si que por mucho lo conocido, que por faltar para verte no sea,
ya contigo vuelvo a la odisea, hoy o ya mañana, nada casea, sin poema de ti habré quebrado.

creciente

creí estar creciente 
a tus pasos firmes,
hay mucha bruma...
hoy, aquí, lejos de ti.
no se vivir

de nuevo y solo se morir.

me dices que ya lo sabía.

ojos cerrados

de boca sin decir nada
savia no intercambiada
aliento no viajante

del interno deseo. me dices que ya lo sabía.
podría, leer tus labios, besar tu cuello...
sentir tus palmas 
sin aún rozar las mías
fugas, aire en mis dedos.
pasear por tus pelos, 
balcones de deseo, deseo...


uno, amor de dos y solo uno...


poco, muy poco queda...
todo, te he dado todo...
una miguita aterciopelada
hecha lana, lana...

ojos que prometen

Y los ojos me prometieron,  amor puro y valiente, que del cielo no cayo,  muchos años atrás. 
La piel expreso, lo mismo que mi imagen, descrita en los espejos, de su nombre, con duzulzura te señala.

ella no es ella

Sangre que resbala y gime, pechera blanca rezuma y huele.
¡Ya suben a las barandas a  ver la aojada! los hombres misteriosos de sombrero y capucha.
Tiemblan pues, de frío los tejados de hojalata, les quito lo que más querían.
¡Está muy verde ese corazón todavía! pero ella ya no es ella es lo que quieras tu.
Ensueño….

recitar

Recito en tu espalda,de desnudez transparente, el silencio de estrellas,que bajan como lluvia en tu nombre.

La esquina del sur de tu boca,que pliega fácilmente por la cuerda, haciéndose sonar.



la niña que soy

Sigo soñando,  pensando  y jugando  como la niña que fui.
Nunca huí  detrás de las vías  de aquel tren.
Distancias constantes  al punto concéntrico  de un ombligo.


costumbre

Orillas con vacíos pesadillas de tormentas ambas parecían no saber de sueños también ellas se enamoran.
La luna, la luna ya está acostumbrada a estar sola.


Se me han caído los ojos

La noche centra en tu ombligo
en lo profundo hay una rosa
y la fragancia hace un río.

Se me han caído los ojos en el agua.

En la rosa estoy conmigo
conmigo sueño contigo.

Espero no sequen mis ojos
y tus lágrimas no se han desdicha.

Dicen vistes sobre cara de luna.
¿Cuantas campanas oyes?
espero una sea la mía.
La mía como ninguna.

cruzar

Alta la luna

bajo el viento

hoy no se cruzan...

Palabra

Cada palabra es un beso o un adiós.
yo digo beso...
también adiós
Tengo un corazón
y no le encuentro
ahora todo late muy despacio
Veo en otros cosas de mi vida
y en la mía cosas que eran de esos otros
como si el mundo diera un giro al revés.

A si bebiera agua
del seno de tu pecho en vez de leche
y me alejara sin ser vista.

Nada quebró para mi
¡pero, y de la vida, donde está!.

despertar no pude
era ojos sin parpados,
desprotegidos.

Muero o vivo
olvido o desangro.

Alimentada de penas
imaginando lo que no existirá

No se que quiero ser

(hombre)
Quiero que tus pestañas
perfumen como el resto de tu piel

(mujer)
Son largas
llegarás hasta mi

(hombre)
Ojos ciudad de colores
podemos vernos, cruzarnos...

(mujer)
cuando

(hombre)
cuando tus ojos
reflejen en los míos
tus sueños

Veo...

(mujer)
¿Que ves?

(hombre)
Un bosque verde
donde perdernos
de todos olvidarnos.

Un lago azul
donde te bañas
desnuda, yo te veo desnuda...

Tengo un banco reservado
donde charlar...
¡no, no pienses mal!
yo soy un caballero.

Si tuviera que beber
de tu boca...
desearía ser hombre.

Y en tu pecho...
desearía ser de nuevo bebe.

Quiero ser bebe.
Quiero ser hombre.

No se que quiero ser

Quiero ser hombre.
Quiero ser bebe.

(mujer)
Tacon de agua son mis pies
y no me canso
y aún no llego.
¡o seras tú que quieres ser bebe!

Quiero, quiero, no se lo que quiero

No te preocupes están aún los recuerdos.

Escribir mi historia

Gritos, sollozos, silencios,

ecos sin oír cerca...
Emerge la vida oscurece,
comenzare el más largo escrito soñado.
Extraer de un lenguaje 
murmureo, susurro.
Abro el alma a toro que viene,
busco un mundo sin historia
escribir la mía propia.
Cartas inacabadas
que pueden ser soñadas

Introvertido pero enamorado

Las horas hicieron su trabajo, fue lo que dijo  mi nombre y no me fijo  en los demás, me voy  al otro lado  de la ruta.
Tienen que darle dos veces a la puerta para que yo  solo escuche.
Levantar  sus tronos para que yo  aceche  a la triste noche y salga aunque sea solo para trotar.
 La mujer, la extraña mujer de hojarascas largas y uñas  de agujas finas.
Esa que me trae de dos sin tres.


Columpio

Me columpio tan fuerte
y pienso que voy a llegar al cielo.





¡Tantas ganas tengo de morirme,!
¡dejar este mundo
que a veces 
me resulta infame, e insultante...!





Camino por las vidas de un gato
y encuentro sus manías
al igual que las mías.





Me llega el pecho hondo
para saber si me aceptas
como cualquier otro desconocido.





Sería morir
salpicando el dolor
de su rastro
y mi rostro.



Consuelo

La estrella llora 
y la nube aflora
de la tierra, sube a consolarla. Caracoles negros que son la noche, hijos de cielos  subidos de tono... Llevan consigo  una corona del viento.